Home  |  Presentación de productos   |  Inseminador artificial de abejas mieleras
 
 
 
El primer Inseminador artificial de abejas mieleras nacional, desarrollado por Chung Jin Biotech (S.A.), extrae los espermatozoides de las abejas machos para inseminarlos artificialmente en la abeja reina, utilizándose así para mejorar la reproducción y la especie de la abeja mielera. La mayoría de los apicultores aumenta la cantidad de las abejas por enjambre natural, por lo que se ha producido una mutación genética, con grupos débiles y escasa obtención de miel. Por lo tanto es necesaria una técnica de inseminación artificial de la abeja reina para producir reinas fuertes, con el fin de obtener grupos con gran capacidad de producción de miel. La fertilización natural se realiza durante el vuelo y al azar, por lo que es irregular y difícil de controlar. Pero utilizando el Inseminador artificial, el apicultor puede lograr producir una variedad de alta calidad. La técnica que permite controlar la calidad de sus abejas le brindará a usted una oportunidad.

La forma de uso del instrumento es la siguiente; encerrar en un tubo plástico a la reina que se desea fecundar. Anestesiar con dióxido de carbono y extraer la esperma de varias abejas machos utilizando una aguja especial. Se completa la inseminación inyectando esta esperma en la abeja reina. La abeja mielera no solo nos provee de productos saludables y medicinales, como la miel, el polen, la jalea real, el propóleo y la apitoxina, sino que con el efecto intermediario del polen, es un insecto indispensable para el incremento de la cantidad de cosechas y mejora de calidad. Es por eso que la técnica de inseminación artificial se ha vuelto un componente indispensable para la creación de especies de alta calidad, para el crecimiento de la industria apicultora y la agricultura con mediación de polen.
 
 
Chung Jin Biotech (S.A.) logró desarrollar un Inseminador artificial de abejas mieleras con equipamiento de imagen digital, compuesto por un monitor y una lámpara, en base al Inseminador preexistente, y su excelencia ha sido reconocida por el Ministerio de recursos industriales con el certificado de producto innovador. El Inseminador preexistente tenía dificultades en su uso y un costo elevado porque necesitaba de varios instrumentos ya que se operaba utilizando un microscopio estereoscópico. Especialmente, se operaba dependiendo a la capacidad técnica y la vista de cada operador, y existían dificultades en la educación, ya que permitía educar solo a 1~2 personas por vez.Para mejorar estos puntos débiles, desarrolló un microscopio electrónico acoplado a un equipo de imagen digital ( monitor) que permite almacenar todo el proceso en un archivo para guardarlo en el ordenador, haciendo posible la reproducción de la imagen de la inseminación repetidamente. De esta manera se posibilitó la educación a varias personas simultáneamente. Además se disminuyó la diferencia de la habilidad técnica debida a la